info@refrigeracionmartinez.es

    

Para qué sirve una cámara frigorífica según el negocio que tienes

PARA QUÉ SIRVE UNA CAMARA FRIGORÍFICA
27 de octubre de 2021

En este artículo hablaremos de cámaras frigoríficas, qué son, tipos, para qué se utilizan, dónde las podemos encontrar y qué tipo de mantenimiento necesitan.

¿Qué es una cámara frigorífica?

Una cámara frigorífica es una instalación industrial en la que se almacenan alimentos, vegetales, flores… para su conservación y posterior comercialización. Se podría decir que son “cuartos fríos”.

Tipología de las cámaras frigoríficas

Existen muchos tipos de cámara frigoríficas (en cuanto a tamaño, diseño, prestaciones…). Lo importante es que éstas se pueden adaptar perfectamente a las necesidades del establecimiento.
A grandes rasgos, podemos dividirlas en 4:

Cámaras frigoríficas: según su categoría

  • Refrigerantes (neveras, heladeras)
  • Congeladores
  • Abatidores de temperatura
  • Túneles de congelación

Los equipos pueden ser, a su vez, fijos o modulares.

¿Para qué se utiliza una cámara frigorífica?

Gracias a las cámaras frigoríficas podemos conservar tanto el propio elemento en sí (productos perecederos y no perecederos, ensayos…) como sus propiedades.

No nos fijamos sólo en que las cámaras tengan la temperatura necesaria sino también que guarden una buena relación de humedad y composición gaseosa del ambiente.

¿Dónde podemos encontrarlas?

Además de en la industria de la alimentación (carnicerías, fruterías…)  y en restauración (hoteles, restaurantes…) también son utilizadas en farmacias, áreas de investigación científica, tanatorios y un largo etcétera.

Mantenimiento de las instalaciones frigoríficas

¿Qué dice la Ley? El 8 de marzo del 2011 se publicaba en el BOE el Real Decreto 138/2011 por el que se aprobaba el Reglamento de seguridad para instalaciones frigoríficas. Este documento establece las condiciones que deben cumplir las instalaciones frigoríficas para garantizar tanto su buen funcionamiento, como cuestiones de seguridad (para personas y bienes) y protección del medio ambiente.

Toda instalación frigorífica debe pasar de forma obligatoria una revisión periódica (según niveles):

Nivel 1. Instalaciones formadas por uno o varios sistemas frigoríficos independientes entre sí con una potencia eléctrica instalada en los compresores por cada sistema inferior o igual a 30 kW siempre que la suma total de las potencias eléctricas instaladas en los compresores frigoríficos no exceda de 100 kW, o por equipos compactos de cualquier potencia, siempre que en ambos casos utilicen refrigerantes de alta seguridad (L1), y que no refrigeren cámaras o conjuntos de cámaras de atmósfera artificial de cualquier volumen.

Nivel 2. Instalaciones formadas por uno o varios sistemas frigoríficos independientes entre sí con una potencia eléctrica instalada en los compresores superior a 30 kW en alguno de los sistemas, o que la suma total de las potencias eléctricas instaladas en los compresores frigoríficos exceda de 100 kW, o que enfríen cámaras de atmósfera artificial, o que utilicen refrigerantes de media y baja seguridad (L2 y L3).”

Así, en el artículo 26 se establece que los controles deberán ser realizados por una empresa frigorista (nivel 1) y por un organismo de control autorizado (caso del nivel 2).

Las instalaciones que empleen refrigerantes fluorados se inspeccionarán, según su carga refrigerante, de acuerdo con la siguiente periodicidad:

Instalaciones frigoríficas: inspecciones

  • Cada año:~3.000 kg
  • Cada 2 años: 300~Carga~3.000 kg

Cada 5 años: 30~Carga~300 kg

En Refrigeración Martínez realizamos mantenimiento preventivo y correctivo. Contamos con técnicos propios en la Región de Murcia

× ¡Hola! Necesitas un presupuesto